Queridos amigos

21 nov. 2009


La presentación de nuestro proyecto, la Caravana Poética en los Bicentenarios está dirigido inicialmente a todos ustedes para que puedan conocerlo mejor y así elaborar propuestas para colaborar con él.


Un abrazo gigante,


Alejandra Proaño

Alma Karla Sandoval

Héctor Hernández Montecinos




Caravana poética en los Bicentenarios: un recorrido de poetas desde Tijuana a la Isla Croante de Chiloé en 100 días (2010)



En términos de territorio es evidente que se han proliferado los caminos que unen nuestros países. Sin embargo, no podemos decir lo mismo en cuanto a poética. Aún cuando los latinoamericanos podamos maravillarnos ante el compartir de una lengua hermana que alguna vez fue lengua madre, nuestros poetas ―principales agentes de la lengua― están conscientes ante la dificultad de difusión que tiene su obra. Sabemos que no contamos con veloces trenes, pero al menos ya existen caminos trazados y es posible confiar en la hospitalidad de la gente. Si la poesía es un importante mensaje a ser divulgado, escasean chasquis que recorran el territorio llevando las noticias de la lengua.


Quizá es hora de replantearse el lugar que el poeta está ocupando en la sociedad. Los espacios que la cultura brinda parecen cada vez menos fértiles. Cuántos no hemos asistido a lecturas desoladas de oyentes. A veces parecería que el poeta aceptó estar un lugar donde nadie lo escucha, pero que asegura la difusión de sus textos. Parece ser que la mayoría de encuentros de poesía tienen características centralistas y clasistas: aún cuando están abiertos al público en general, la difusión es escasa y pocas veces se presentan en las periferias. Proliferan los encuentros de poetas con poetas y hacen falta otro tipo de encuentros con otros objetivos y con otros oyentes.


Labor olvidada y poco renovada en sus métodos, la relación entre los pueblos y la poesía es un acto indispensable para replantear los esquemas obsoletos de lo tradicional. Como respuesta a esta necesidad se plantea la Caravana Poética en el Bicentenario. Estamos conscientes que nuestro esfuerzo es nada más que una pequeña contribución al sueño de formar una gran nación unida por la poesía. Y sin embargo, su estrategia da cuenta de una forma innovadora capaz de reproducirse. Es decir que este proyecto, herramienta indispensable para la divulgación de la poesía latinoamericana actual es también una oportunidad para replantear los procesos de divulgación de la poesía y la cultura que los subyace. Sí. El continente requiere de poesía que hable sobre un vívido presente, lo cual parece estar hasta ahora reservado para algunas elites. Que maravilloso fuese compartir la poesía con Latinoamérica de una manera más directa y experimental. A fin de cuentas, la industria editorial y el Internet son realidades para la minoría Latinoamérica ―que paradójicamente― somos la mayoría.


La reflexión en torno al bicentenario de la independencia nos lleva a considerar la pertinencia de generar un espacio de diálogo que fortalezca las relaciones entre la poesía y el pueblo latinoamericano. Aún cuando en términos de logística exista hoy en día la posibilidad de unir las rutas de nuestro continente a través de la poesía, proponemos un proyecto que además contemple un modelo alternativo acorde a la época y a nuestras posibilidades. Procuramos, en el marco de un proyecto de acercamiento relacional en el que se construirán nuevas narrativas entre los pueblos y los poetas, desmitificar la figura del poeta y del pueblo latinoamericano y a la vez, re- significar la función de la poesía en la sociedad, y de la sociedad en la poesía.

0 comentarios: